De los Documentos: El trabajo y el cuidado de la familia en 1885 (Parte 1)

5 mayo 2021

-

Foto de Mary Baker Eddy, P00250.
Janet T. Colman a Mary Baker Eddy, 28 de noviembre de 1885, 392.50.015.
M. Bettie Bell a Mary Baker Eddy, 6 de diciembre de 1885, 020A.09.005.
Foto de M. Bettie Bell, P00363.

Varias mujeres enviaron cartas a Mary Baker Eddy contándole los desafíos específicos que encontraban al dedicarse a la práctica de la Ciencia Cristiana y al mismo tiempo cumplir con sus obligaciones familiares. Pensamos que esta correspondencia podría ser de particular interés hoy en día, cuando tantos padres —especialmente madres— enfrentan nuevas dificultades al tratar de compatibilizar su trabajo con las necesidades familiares.

M. Bettie Bell tomó instrucción de clase de la Ciencia Cristiana con Mary Baker Eddy en 1885, y ayudó a establecer la Ciencia Cristiana en el área de Chicago. Como madre de niños pequeños, tuvo que encontrar la forma de desarrollar su interés en la Ciencia Cristiana y al mismo tiempo cuidar de su familia. En septiembre de 1885 Bell le escribió a Eddy:

Si es posible voy a ir Boston este invierno[.] Estoy tratando de sanar a mi madre para que pueda quedarse con mis hijos – Me dice que si la sano me dará trescientos dólares para que vaya con la Sra. Eddy. Toda mi familia me urge a que vaya – Mi esposo es el único que no está de acuerdo, y al principio era el más ansioso –1

Bell tomó la clase más tarde ese año. Cuando volvió, escribió diciendo que la familia necesitaba su ayuda inmediata:

Mi preciosa familia me recibió con los brazos abiertos el jueves de mañana y me encontré con que ambos niños estaban con la creencia de fiebre remitente – Ahora están completamente bien. Hoy de mañana y [me sentía] muy feliz – No se imagina el gozo que tengo por la reciente clase[.] Puedo manejar el asunto del Magnetismo Animal con sorprendente éxito – no entiendo cómo estaba en creencia tan desconcertada y confundida. – ciertamente “Jehová es mi Pastor, nada me faltará” – muchas gracias por su paciencia, bondad y ternura –2

Mary Baker Eddy respondió: “Dios bendiga a esos amados, son las palabras que vinieron a mis labios al leer la carta”.3

Bell respondió con gratitud y finalizó su carta compartiendo el efecto que la Ciencia Cristiana había tenido en su familia:

Mi hija Daisy de cuatro años Dice: Mamá, el “tratamiento” que más me gusta es este[:] “Dios es Amor[.] Él me lavará y quedaré más blanca que la nieve” – Dice que es “el tratamiento más hermoso[”] -Tengo razones para estar agradecida y le doy gracias a Dios que mis hijos son cristianos naturales de nacimiento – Mi anciana madre fue sanada después de ser inválida por 25 años y les da a sus ocho hijos tratamientos preciosos todos los días – Mi esposo me pide que le salude a la Sra. Eddy y que le diga que él también está aprendiendo – Como ve, todos nos unimos para llamarla a usted Bienaventurada – Hoy tengo una casa llena de damas que hablan de Ciencia todo el día – Alabado sea Dios —que el Bondadoso Pastor nos ayude a darnos cuenta de que el Amor es mi lema –4

En nuestro boletín de noticias de agosto, presentaremos la Parte 2 de este artículo, el cual se refiere a otras madres que estudiaron con Eddy y estaban iniciando sus carreras en la práctica pública de la Ciencia Cristiana.


Este blog también se puede leer en este sitio Web en alemánfrancésinglés y portugués.

Print Friendly, PDF & Email
  1. M. Bettie Bell a Mary Baker Eddy, 9 de septiembre de 1885, https://mbepapers.org/?load=020A.09.004.
  2. M. Bettie Bell a Mary Baker Eddy, 6 de diciembre de 1885, https://mbepapers.org/?load=020A.09.005.
  3. Mary Baker Eddy a M. Bettie Bell, 14 de diciembre de 1885, https://mbepapers.org/?load=L09898.
  4. M. Bettie Bell a Mary Baker Eddy, 31 de diciembre de 1885, https://mbepapers.org/?load=020A.09.006.